El día que me bajé un otome (y lo jugué).

True end: Sanguchitooo.

True end: Sanguchitooo.

Es la segunda vez que estoy tratando de escribir este post.
La primera vez fue hace ya casi dos meses cuando empezó mi ondita de bajar juegos pelotudos para celular y me encontré con un par de otome gratis para Android.

Si querés jugar, robale la tarjeta a papi.

Si querés jugar, robale la tarjeta a papi.

Quise ser graciosa (sin lograrlo, como siempre) y escribí algo pseudo largo sobre mi experiencia jugando esta cosa. Por alguna razón que todavía no comprendo bien, el post no sólo no se publicó sino que encima se borró. Es por eso que con todo el odio lo dejé en el olvido e insultando a WordPress, caminé lentamente hacia la puerta.

Mis segundas partes siempre son buenas así que acá estamos hoy, otra vez, en un nuevo intento de no dejar morir mi blog (Culpa de Tierra Freak, conste).

En un blog de esos que se encarga de noticias sobre jueguitos para señoritas, como decía arriba, encontré un juego gratis para Android llamado “Forbidden Love” de M&AOnline.

Es un pillo.

Es un pillo.

Si tengo que ser sincera, me enganché con este porque la jugabilidad era simple en comparación a otros como Ninja Love (que luego comentaré) donde te quieren sacar dinero como sea.
Te dan cinco tickets diarios para leer un capítulo dividido en otras cinco partes.
No necesitás un gran esfuerzo para completar las historias ni desbloquear los finales alternativos así que eso ya me convenció.
La historia nos habla de una MC bastante estupidita (muy parecida a la de Amnesia) que piensa mucho pero poco lo emplea. Sus sonidos de Pokémon son “Ah”, “Brother” y “Ngggh” y peca de tener las respuestas más estúpidas que vi jamás en una VN (que jugué muy pocas pero le gana a Emiya lejos en gila).

Pegame y decime protagonista de otome.

Pegame y decime protagonista de otome.

Ella vive en una gran mansión con su mami, una comehombres que se casó por interés, su papi nuevo y su hot hermanastro Mike, que me cae bastante bien porque vive con la camisa abierta.

Luego de un par de años de convivencia, una noche de fiesta, un amigo de papi se le acerca a nuestra poco intéprida protagonista y le pide muy amablemente que se saque el vestido y se ponga en cuatro. Ella, en un estúpido acto de valentía, se trata de hacer la grande y le dice que si quiere comer el postre, le tiene que dar la argolla (o algo así). Esta conversación es escuchada por su hermanito (hot), que la trata de cualquiera y le dice que siempre supo que era igual a su mami. Acto seguido, él la desprecia y se va a New York a… hacer… negocios. Creo.
MC está desconsolada porque su hermanito (hot) la ignora. Ella lo cree su familia y desaprueba a su madre (la cualquiera).

"Ya que no me dejás tocarte nunca por lo menos te pongo ésta argolla".

“Ya que no me dejás tocarte nunca por lo menos te pongo ésta argolla”.

Los años pasan y hermanito (hot) vuelve de NY. La relación sigue tensa y maltrata a la pobre muda de la MC cada vez que la encuentra. Hasta que un día la besa (?!) dos veces (?!!) y después se va insultándola (?!!!).
Ella está conflictuada porque no entiende qué droga estuvo consumiendo su hermanastro para tener esas reacciones. Además, ella tiene novio. Uno que se llama Johannes y que nunca lo deja tocarla. Sí, son novios hace varios años y nunca la puso. Pobre tipo, es el mártir de toda esta historia.
Johannes es el otro machote buenote de la historia. Rico, caprichoso y engreído es quién está ahí siempre para levantarle el ánimo a la torpe protagonista aún cuando poco le deja tocar la mercadería.

Mike, la arenosa (hot).

Mike, la arenosa (hot).

La pobre chica esta acosada por dos muchachotes se va a ver en situaciones comprometedoras que implican los celos de su hermanastro (hot) y el pobre intento de avance de su novio. Pero pará que acá se arma la novela mexicana.
Mike (hot), vuelve con el regalito de que tiene una prometida llamada Amelia. Una bicha mala malosa que en apariencia es buena mina pero en realidad te odia a vos, a tu vieja, a tu perro y a tu gato porque Mike rompió su compromiso. Esta suerte de mosquita muerta, aparte de ser el mejor personaje de esta historia, te va a tratar de convencer de que la ayudes a que Mike (hot) vuelva con ella. Y claro, vos estás desarrollando sentimientos por la camisa abierta de tu hermanastro (hot).

Lo bueno es que parece que no lo piensa mucho y entrega rápido pero su hermanito (hot) tiene arena en la vagina y enseguida la vuelve a despreciar. Muy loco todo.

La mecánica es como toda VN, tenés una opción cada cinco partes que dependiendo de qué elijas te va a subir tu Love Meter. Esta cosa de nombre ridículo sirve para poder desbloquear el true end, de lo contrario desbloqueás uno común poco feliz donde te quedás con el segundo muchacho en cuestión. También si tenés cierta cantidad acumulada mientras lees, podés obtener historias secretas sobre el pasado de los personajes. Nada traumático.

Como está bueno sacar papota además de darle a la gente jueguitos, tenés un mini juego bastante mediocre estilo “vestir a Barbie“. Parece que a tu novio virtual le gustan los pixeles bien vestidos y por eso vas a poder gastar dineros en ropita, que también ayuda a subir tu Love Meter.
Parece que a los desarrolladores las nenas que juegan esto le dan pena así que también incluyeron un juego bastante estúpido donde agarrás unas manzanitas. Ahí te ganás unos puntos gasha que lo canjeás por un premio que pueden ser tickets para leer capítulos o un (de UNO, UNO SOLO) punto para tu Love Meter. Bastante amarretes los chinitos.

Selección de los dos finales, sólo válida para la que quedó estúpida por jugar a diario.

Selección de los dos finales, sólo válida para la que quedó estúpida por jugar a diario.

Al momento que yo dejé de jugar, había dos historias para leer y estaban por sacar una tercera que según tenía entendido podía incluir un tercer hombre para que la protagonista muda se adjudicara. Lamentablemente (?!!!!), el juego se me actualizó mal y se desinstaló. No puedo jugarlo más ni reinstalarlo. Con todo el tiempo que me hicieron perder, putos.

Capaz algún día me pongo arreglarlo o algo. Por una de esas cosas  de la vida, le metí mano a mi teléfono para hacer otra cosa y lo volví a instalar. ¡Funcionó y recuperé los dos meses de juego! Eaaa.

Lo único que me quedó claro de este juego.

Lo único que me quedó claro de este juego.

Advertisements

8 thoughts on “El día que me bajé un otome (y lo jugué).

  1. De esta compañía empecé a jugarle al de los idols (previo paso por el de bodyguards que me terminó de sacar con las pelotudeces que te piden para poder progresar como los garchas o comprarle ropa a él que pegue con la tuya). Es llevadero, pero definitivamente le podrían sacar esa sección de “jugar a la casita” y vestir a la protagonista, que no pincha ni corta. Realmente dudo que una persona normal gaste guita en comprarle un gorrito de porquería a su avatar. En éste, te rompen mucho para que hagas esas actividades o fuye mas la cosa?

    • No, acá no. Si elegís bien las respuestas en cada capítulo el Love Meter te sube bien para completar los dos finales. De última podés registrar un mail para que te den como 500 puntos (si no mal recuerdo).
      Leyendo una vez por día, no te toma más ponele (con toda la furia) veinte minutos).
      En un mes terminás una historia. A mi se me arruinó cuando estaba por terminar la segunda.

  2. Los otomes para celulares son el negocio del siglo, estoy esperando que triunfen como los Angry Birds. Nunca termine el de los Ninjas porque me pedían muchas cosas y me enoje. Ahora estoy con uno con tipitos que componen música (puta copia de UtaPri) pero que es una chotada porque solo podes jugar a dos escenas por día gratis, sino tenes que pagar. Voy a probar con el del oniichan incestuoso.

  3. Hola, sigo tu blog en silencio hace un tiempo ya (2 años? 3 años?), muero de la risa con cada publicación, espero que sigas
    porque las reviews que hacés son geniales y con mucho humor, no es tan usual (aparte tenés una buena noción de como distribuir el texto con las imagenes que hace que no me dé sida en los ojos cuando te leo, lo que no me pasa con otros blogs).
    “Parece que a tu novio virtual le gustan los pixeles bien vestidos” Voy a quedarme con esa frase.
    mucho éxito!

    • ¡Hola! Awww, estos comentarios me hacen sentir una miserable por ser tan vaga y no escribir algo seguido.
      ¡Muchas gracias! Mirá que soportarme por tres años, te merecés un premio.
      Me alegro de poder divertirte un rato.

  4. Pingback: El día que me bajé un otome (y lo jugué) Parte 2 | Una visión extraña de una ignorante

  5. Pingback: El día que me bajé un otome (y lo jugué) Parte 3 | Una visión extraña de una ignorante

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s