[2014]Mi propósito es algún día cumplir algún propósito.


1525568_10152104103870609_1528692899_nNo me morí. No. Sigo por acá.
Lamentablemente y por circunstancias que no voy a detallar, no encontré un tiempo decente como para poder escribir en mi triste blog personal.
En parte podemos decir que se debe a que el 25 de Marzo del año pasado (el mismo día de mi cumpleaños), empecé a escribir semanalmente en Tierra Freak (o por lo menos intenté). Tengo sumados un par de proyectos para otros blogs pero entre mi situación personal y la falta de tiempo, todavía no pude concluir en nada.
Durante este año no sólo no pude mantener vivo este blog (en el cual vengo postergando la misma reseña hace dos meses) sino que encima ni leí todas esas grandes obras que aseguraba querer chusmear el primero de enero del año pasado. Muy triste. Esperemos que esto cambie en algún momento ya sea porque me organice mejor o porque conozca a algún extranjero que hable raro y tenga mucha plata para mantenerme.
Mientras, dejo las estadísticas de este año y las voy a desarrollar un poquito. Si es que la resaca me deja.

Untitled

Las barritas azules me juzgan y me dicen que logré ver 77 series/películas/OVAs este año. Bien, para ser yo. Como era de esperarse no pude reducir ni el “On hold” ni mi “Plan to watch“. En cuanto a los mangas, tristemente bajé el ritmo y apenas completé 125 este año. Además de que está el desconsuelo de saber de que empecé muchos que no están incluídos ahí.
Este año tuve el placer de descubrir el amor infinito que me genera Utapri, tanto que tengo todas sus cancioncitas y mis amigos me huyen cuando muevo la cola como la Ichinose. También pude completar mi deuda pendiente con las películas de Dragon Ball y me vi todas las que me faltaban en una mega-maratón con mi sobrino antes del estreno de Kami to Kami. Que la fui a ver al cine, obvio. Y me traje un poster.
Otra cosa que pude ver fue Hajime no Ippo que la empecé sola pero mi copado sobrino también se prendió y ahora la seguimos re contentos con Rising. Además de que estamos viendo Inazuma Eleven y es una divertidísima comedia. Golazo de box.
Por el lado de los mangas, no me viene a la mente ninguno. Creo que no compré nada este año. No sólo porque están muy caros sino porque ya tengo muchas cosas pendientes para leer y no da seguir gastando plata nada más para acumular. Prefiero seguir comprando Conan y Sailor Moon que son mis prioridades. Ni siquiera encontré ofertas interesantes en el desastre que fue la Comic Con versión crotoArg.
Como casi-meta espero este año ya haberme comprado Pandora Hearts y los tomos de Hunter que me faltan (así puedo llorar como los gallegos porque no anuncian un tomo para el que faltan diez volúmenes todavía).

Empecé Jojos, luego de postergarlo desde hace mil años porque me chocaban esos scans feos que tienen los primeros tomos y es tan genial como me dijeron.
Sigo con Ao haru ride que es una tortura tal como lo fuera Bokura ga ita con sus adolescentes emos que se complican la vida con novias o madres fiambres y además agregué otro shoujo tortuoso nuevo a la lista con Hirunaka no Ryuusei, que está genial. Empecé One Punch Man y Horimiya, que este último parece más shoujo que shounen pero como está muy bueno se lo perdonamos.
Finalmente, en los mangas de hombrecitos que le gusta manotear a otros hombrecitos no se me viene nada espectacular a la mente. No creo haberme enganchado con nada y no sé si porque me parecen muy flojitos o porque ya me leí en ese género todo lo que había para leer. Por lo tanto sigo disfrutando las mismas autoras, Nekota, Yoneda Kou, Asou Kai y un largo etc. La única que vale la pena mencionar es Kanda Neko que no la conocía y está regio lo que hace. La que sí debería mencionar es a Ukyou Ayane Sakyo Aya, de quién por fin pude leer algo de sus mangas en este género y están lindos. Muy gráficos, eso sí. Se sacó el gustito parece.

Lo que sí leí mucho este año fueron webtoons coreanos que apesar de que no me gustan los manwhas, estos sí me copan mucho. Terminó por fin Orange Marmalade con un último capítulo poco satisfactorio. Muy triste para algo que sigo hace dos o tres años semanalmente.
Retomaron la traducción de Cheese in the trap y con ellos volví yo también a releerlo. Sigue siendo una de las cosas que más disfruto esperar todas las semanas y hace poco descubrí Cheonsaeng Yeonbun, que no desborda en trama pero está lindo y se lee. Otro que parece que promete es Cherry boy, that girl pero viene lento el asunto de la traducción.

Una de las razones por la que no compré mangas es porque adquirí mi amado Kindle y es la gloria misma. Así que seguramente en estos días subiré un post de algún reto para leer libros o algo. No me canso de ponerme en ridículo.
También no tengo plata para mangas porque seguí comprando figuras, claro.

Untitled2

Termino el año con 109 muñequitos de los cuales 43 son nuevos. No me compré los dos mugiwaras que me faltan de los Figuarts Zero. Sí conseguí el Zoro del Vol 2 del set de ajedrez de One Piece pero abandoné la colección y no adquirí nunca los vol. 3 y 4 tal como dije que quería hacer el año pasado.
Mi orgullo (♥) es haber conseguido el Portrait of Pirates de Zoro de la peli de Strong World y hace poquito pude retirar el otro de Sailing Again. Los amo a los dos por igual. Lástima que no pude hacerme del MSP que salió hace poco. Este año quiero conseguirlos a todos: Ace, Luffy, Zoro y el emplumado de Law, del que perdí preorden ;_;.
Seguramente venda un par de cosas (como el se de Film Z que ya voló y no aparece en la imagen) y me concentre en cositas más grandes.
Mi otro orgullo más orgullo que el orgullo es que POR FIN, luego de muchos años tengo figuras de Sailor Moon y estoy esperando que los del correo se dejen de hacer los giles y me entreguen a Sailor Mars. También me compré llaveritos, un vaso y tengo preordenadas muchas chucherías de mi serie favorita. Si me leo el año que viene y no me compré todo lo que salió de Usako, borro el blog o rompo algo.

Untitled3Bueno, eso fue todo por este año. No se me ocurre otra más para mencionar salvo que fue un gran año para Doctor Who. Me terminé de poner al día, fui a ver el especial del 50° al cine como buen whovian asquerosa que soy. Se fue Matt Smith y se me piantó una lagrimita. Empecé Classic Who pero dudo que alguna vez lo termine de ver todo. Por fin me hice un tiempo para ver Pride and Prejudice de Colin Firth que está más bueno que dormir la siesta un día laboral. Terminé Avengers EMH y veo OUAT por los chongos.
Nos leemos el año que viene, futuro yo, y siempre nos acordaremos de Young Justice, descanse en paz.
Hasta luego, este año no hay predicciones porque me aterra ver el anterior y darme cuenta que le pegué a varias cosas. Especialmente a que Ivrea apenas sacó Shaman King.
Con suerte nos leeremos regularmente. Quizás. Capaz. Tal vez.
Cuando una editorial argentina saque FMA.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s