Resumen de Manga N°30: Kirai

¡¡Parecía mentira pero llegamos a los treinta, eaaa!!
Vengo postergando y cambiando el título de este post hace MESES. Nunca nada me terminaba de convencer pero finalmente encontré su razón de ser.
Debería festejar los años que llevo con el blog pero ni idea cuantos, seguro seis o siete (tres en wordpress). Eso si fuera un blog normal que postea seguido pero como no lo soy, festejemos que llegamos a los treinta. ¡Vivaaaa!
Ahora, vamos a lo importante: ¡despotricar contra un manga!
Saluditos a todo aquel que todavía me lee. Es usted la genialidad genial (corazón).


kirai0bn5Título del Manga:
Me caés como el ocote.
En Japonés: 可人兒
Autor: Miura Noriko
Volúmenes: 10 (Completa, serializado en la Dessert (Mirá, má. ¡No es Sho-Comi!) de Kodansha desde 1998 hasta el 2003)

Historia:

Algunas veces pasa que lo único que te mueve a leer un manga es el desenlace. A veces pasa, que el principio es algo lento pero diferente, entonces esperás a ver cómo se desarolla la historia para que todo te termine de cerrar a pesar de que se te pueda hacer algo largo.
Esto me pasó con Kirai, un manga que empezó lento pero que tenía toda la pinta y que al final, me tiró el baldazo de agua fria y me llenó de odio. Por lo tanto, hoy le toca.

Shin es un conocido mujeriego de esos que tanto nos gustan a las mujeres según el shoujo. Viste que es típico que te cruzás alguno que se le cae el calzonzillo más seguido que a un maniquí anoréxico y te volvés loca.
Por eso, a todas las mujeres de este manga se les derrite la cotorra cuando lo ven pasar y a él le divierte quitarles las novias a otros. Todos lo creen un simpaticón y todavía nadie lo cagó a trompadas como se merece, excepto por Sakura, una compañera del curso que no se lo aguanta mucho.
La teoría de los amigos de Shin es que Sakura está enamorada de él y es que sería bastante lógico según las enseñanzas del shoujo. Además de que ella ya tiene nombre simplón, tiene que ser la minita típica. ¿Sos ponja? Entonces te llamás Sakura, j3.

¡Hey, senpai! ¿Qué venérea nos vas a pasar hoy?

¡Hey, senpai! ¿Qué venérea nos vas a pasar hoy?

La realidad es que ella lo detesta porque una antigua compañera de clase le fue con el cuento de que él la engatuzó para que dejara a su novio y esto no es verdad. Shin y el fulano este eran amigos, ella se puso de novia con fulano para acercarse a él y el pobre fulano sufrió.
Este pibe era muy amigo de Shin pero nunca le creyó porque es un pobre boludo bueno que tiene fe en la gente.
Habían muchas formas de tratar de convencer a su amigo pero Shin fue directo al grano acostándose con la chica esta y que todo quede bien claro. Desde entonces, su pasatiempo es acostarse con todo lo que se mueve y si tenés novio, mejor.
Todo por un amigo. Lástima que fulano no se gane el mérito de que diga su nombre en esta reseña porque a pesar de ser el escalón por el que empieza el “drama” en la historia (Shin cree que todas las mujeres son fáciles), desaparece por alguna razón después de un par de capítulos. Y de conseguir novia nueva con cinturón de castidad, claro.
Estando el malentendido aclarado, Shin y Sakura se siguen llevando mal y es que él no se empeña en agradarle para nada. A esto le sumamos que, convenientemente para la historia, se tienen que ir a vivir juntos porque sus padres se acaban de casar. Parece que en Japón es una moda eso de ser padre divorciado que le avisa a sus hijos de su relación nueva justo unos días antes de casarte. ¿Para que lo procesen tranquilos, viste?
Al principio Sakura se niega, pero viendo que el padre de Shin es muy diferente a él (gordito, enano y fracasado, tiene que ser bueno), termina aceptando lo mejor para su madre.
Hasta acá, la historia es bastante común y entretenida. Shin tiene una madre que es una loca (de ahí también su odio), su padre no es su padre de sangre porque su madre lo engañó y con Sakura se llevan de los pelos porque ella lo obliga a atender las clases y volver a casa temprano luego de sus aventuritas.
La autora tiene un estilo narrativo basante cómico a pesar de su dibujo horrendo que parece que sus personajes de narices gigantes viven mirando para arriba y encima, van pasando los capítulos y la historia en sí no avanza. Sólo te terminás enganchando pensando en qué momento se pone la historia.
Acá es donde me empieza a entrar el odio. Y no es porque te comiste cinco tomos de una serie de diez para que pasara algo, no. Eso es sólo una parte.
Por alguna razón, como OBVIAMENTE NADIE SE ESPERABA, Sakura se termina enamorando de Shin pero decide ocultarlo ya que él le dijo varias veces que ODIA TERRIBLEMENTE a las mujeres que lo aman.
Obviamente, ella no quiere que él la desprecie por lo que finje que sale con un senpai que se presta al jueguito de nenes de dos años. En medio de esto, la madre de Shin sufre un accidente cuando se va del país y él, a pesar de que dice que la odia, lo sufre terriblemente. Como no puede dormir, pasa sus noches en los brazos de diferentes señoritas hasta que un día vuelve borracho y le confiesa lo mal que está a Sakura. Ella le dice que no está bien eso, una cosa lleva a la otra y terminan durmiendo juntos.

Ayer mi novio me regaló un ramo de flores y me dijo que me va a matar, j3.

Ayer mi novio me regaló un ramo de flores y me dijo que me va a matar. Es un tierno.

Shin está sorprendido, acostumbrado a que las mujeres le supliquen, de la reacción de Sakura que actúa como si quisiera olvidarse del asunto y de mala gana lo acepta también. Ella sigue con su jueguito con su novio imaginario y Shin se va dando cuenta de que está enamorado de ella mientras le da a la matraca con una mujer de turno.
Ante la idea de que Sakura esté con otro (nada de come y deja comer acá), se enoja y la trata especialmente bien hasta que ella termina cediendo. A ella no le queda otra que explicarle que su novio no era su novio cuando él trata de moverse a la verdadera compañera de romance del senpai y eso le da tanta ternura, que admiten que se quieren. AWWWWNN, tortolitos. Sólo se quería acostar con la otra porque en realidad me quiere a mi. Awn.

Ya en una relación, vos te preguntás con qué va a rellenar la autora cuatro tomos más y te digo que se deschabetó completamente con toda la droga de la mala que encontró por ahí.
Lo que podría ser una relación normal adolescente se convierte en una película mala de terror cuando Shin muestra su peor lado posesivo. Nunca amó una mujer, nunca confió en ellas y ahora le toca a Sakura sufrir eso. Al principio te parece cute, porque se pone celoso, ella lo golpea, se rien, tienen sexo y son todos felices.
Después empieza a perseguirla, acosarla y a la autora esto le parece tan gracioso como a mi el hecho de que un camión haga tortilla de papa con un gato reiteradas veces.
Su pesadez se resume a tonterías como ponerse celoso por alguno que muestre interés en Sakura o queriendo ir a la misma universidad para espantar a otros pero a medida que pasan los capítulos se va poniendo más creepy cuando Sakura empieza a afianzar sus estudios. A ella siempre le gustó el inglés y ahora que conoce un compañero de escuela que estudia lo mismo, Shin se pone insoportable. La acosa y le prohibe (?!) ir a dar un examen diciendo que es una excusa del otro chico para levantarsela.

¡Vamos a jugar al ahorcado! La primera palabra empieza con T. como el tornillo que me falta.

¡Vamos a jugar al ahorcado! La primera palabra empieza con T, de “te voy a prender fuego viva”.

Podrida de la situación, a Sakura no le queda otra que ir a escondidas porque su novio es un molesto, no confía en ella y la sigue a todos lados. Shin la descubre cuando va a dar el examen a escondidas y le dice que todas las mujeres con las que salió, querían a otro. Sakura se ofende, él le pone cara de cachorrito con rabia y ella lo perdona. Una y otra vez. Esto lejos de pararlo, le pone el cartel de “acelerá como loco total la estúpida esta con la que salís no le importa que la hostigues”.
Por eso, ahora él quiere casarse.
Sí, quiere casarse.
Esta idea tan del carajo a Sakura no le gusta nada y Shin no entiende por qué. Total, es normal casarse siendo adolescentes. (?) Al darse cuenta (si, a veces capta las cosas) que Sakura no está muy contenta con la idea, no se le ocurre otra cosa mejor que se registren con el mismo apellido para que no la inviten a salidas para ligar chongos cuando entre a la universidad. Obviamente, a la tarada esta que todavía le quedan dos neuronas funcionando le dice que no, pero él va perdiendo lo que le queda de ser pensante a medida que ella rechaza sus ideas.
Gracias a una conversación poco productiva con su amigo, a él se le prende el foco con la espectacular idea de tratar de embarazarla (?!!) para obligarla a casarse con él. Porque nada mejor que para asegurarte que tu novia no te engañe, que llenarle el bombo de flores multicolores.
Como era de esperarse, todo queda olvidado de nuevo cuando se da cuenta de que al final no le llenaron la cocina de humo y él le pone cara de perrito bueno embaraza novias por amor. Ella, demostrando también ser un ser pensante, jugando le pregunta (a ese su novio posesivo-acosador que cuando le pidió matrimonio y ella lo rechazó, trató de embarazarla), que qué pasaría si tuvieran que separarse. Él en todos sus cabales, empieza a ahorcarla (?!!!) y se abrazan en silencio luego de que intentara matarla. J3, qué tiernita la juventud.
Ella le pregunta si se da cuenta de que no es normal y él le dice que nunca amó a nadie, entonces no sabe como hacerlo. Porque claro, amar por primera vez implica que si tu novia te deja la prendas fuego a ella, a su familia y a su perro.
En una situación así, bastante extrema con un novio con problemitas, Sakura hace lo que toda buena heroína inteligente debería hacer: justo el día en el que van a ver los resultados de sus exámenes de ingreso a la universidad, le cuenta que se va a vivir al extranjero por unos años. Shin primero piensa que son los dos juntos pero ella insiste que tiene que irse sola porque él no confía en ella (?!!!!). Quiere irse uno o dos años, quiere que la espere (?!!!!!) porque sino nunca van a avanzar como pareja (?!!!!!).
Él, el tipo inseguro, psicópata y acosador, siente que ella no lo quiere y se ofende pero no tiene mucho tiempo para el berrinche porque, parece que en Japón si sos adolescente podés decidir de un día para el otro que te vas a USA así que Sakura en una semana ya se está marchando.
Shin la va a ver al aeropuerto y le pide que no se vaya pero Sakura se va igualmente después de decirle que lo adora.

¡Si realmente me quisieras, me dejarías ahorcarte todo lo que quiera! Esto a Christian Grey no le pasa.

¡Si realmente me quisieras, me dejarías ahorcarte todo lo que quiera! Esto a Christian Grey no le pasa.

A partir de este punto, la historia hace un quiebre y dedica DOS TOMOS COMPLETOS a la vida universitaria de Shin sin señales de Sakura. ¿Por qué hace esto la autora? No sé, preguntale al protagonista psicópata mujeriego.
Pyscho-kun vuelve a las andadas cuando su novia se va y la odia terriblemente por haberlo abandonado. En el medio pasan un par de historias bastante estúpidas parecidas a los primeros tomos donde realmente no pasa nada y se introduce una mina marimacho que se roba el protagonismo un poco al interesarse en Shin.
Lo único destacable es que la “relación” que desarrolla Shin con ella, le sirve para darse cuenta TRES TOMOS DESPUÉS que con sus acciones no confiaba en Sakura y después de eso, la borran de un manotazo. Justo justo para cuando Sakura vuelve al país buscando recomponer la relación. Porque my psycho boyfriend can’t be this cute.
El último tomo no está tan bueno tampoco. Sakura vuelve, van y vienen. Tienen sexo y se pelean. Y con ella vuelve un chico que conoció en el extranjero que le tiene todas la ganas y con el que tuvo algo antes. Su relación con Shin no es espectacular y tiene avances pero a pesar de que él se tiró todo lo que se movía porque estaba enojado, se va molesto cuando descubre que Sakura y el amigo tuvieron algo que ver. Lógica.
Al final se perdonan porque la magia del amor psicópata todo lo puede y se casan, a pesar de que casi nada cambió.
FIN.

 

 

Ojalá la mate en la luna de miel.

Tapas:

001 001 17156154kirai04036 002 002 001 002 kirai10

Nota: Llegué a este manga de una manera particular y es que me enganché con otro manga de la autora que se llama “Anata wo Shinjiteru – Samishii Kodomotachi” y me pareció copado. Así me di cuenta que tenía Kirai en wishlist y lo leí como una pobre ilusa pensando que la última porción de pizza todavía estaba caliente. Un error de mi parte. El otro manga no es guau pero se lee, así que ese se los recomiendo más. No esta cosa que apesta.

¿En dónde lo leo?: Lamento esta vez no poder ser de ayuda para el querido lector que le gusta masoquearse como yo pero este manga está en el limbo hace tiempo porque Hakairei, el grupo que lo traducía, lo colgó justo un tomo antes del final. Así que no te va a quedar otra que esperar a ver si lo terminan, aprender japonés para leer ese tomo que falta o buscar alguna reseña de internet. Eso si te interesa comerte diez tomos al pedo para un final sin mucho sentido. Sino te podés quedar con mi versión que es más divertida y te ahorra unas cuantas puteadas.

Reflexión: Si tu novio te ahorca después de tratar de embarazarte para que te cases con él, estoy segura de que la soga que compró nueva no es para ir sacar al perro a pasear.

Advertisements

9 thoughts on “Resumen de Manga N°30: Kirai

  1. Tre-men-do. Lo peor de todo es que muy nebulosamente creo recordar haberlo leido, pero no se si te acordas de mi capacidad de borrar de mi memoria los mangas chotos, asi que tengo leves chispazos. Puede Pyscho-kun ser comprador en la misma tienda donde se consigue la jaulita de Amnesia? :P

  2. Es decepcionante cuando un manga que pudo tener todas las oportunidades de avanzar y convertirse en algo verdaderamente bueno o radical decide quedarse en la fina línea de lo “aceptable”. El tema de las relaciones abusivas y controladoras es algo que muchas parejas viven hoy en día y que muchas veces comienzan como las relaciones más amorosas y felices que cualquiera podría desear. Desde lo que explicaste me pareció muy interesante él descenso que vivía la pareja. La autora pudo haber jugado con eso convirtiendo de repente un shojo cualquiera en algo más (profundo y que te dejara pensando). Pero no! Al final creo que es obvio que se fue hacia lo seguro, creo qe ni siquiera se informo de cómo funciona verdaderamente las relaciones abusivas y hasta me atrevería a pensar que ELLA MISMA, pensaba que lo que el protagonista hacia “era muy romántico” Ja!

    • Me parece muy interesante tu comentario porque es algo que vengo pensando hace bastante y noté en varios mangas de los noventas.
      Parece que hay una mezcla de dos factores, primero: es el reflejo que tenían en los mangas de las relaciones donde golpear, abusar o engañar se pasan como cosa del día a día. Se podría decir que es en parte realista pero para una persona tradicional podría resultar alarmante.
      Segundo: Es completamente normal que veas una historia con un hombre abusivo y que la chica piense que es algo bueno ser maltratada de todas las maneras posibles. Y no hablo de una manera cómica (como es el caso de Charming Junkie), sino que son mangas donde la protagonista sufre y después mueve la cola alrededor de su macho. Casi que es indignante.
      Este manga se asemeja al primer ejemplo. Sakura no es una tontita pero tampoco parece alarmarle que su novio la ahorque (?) y le parece inteligente anunciarle que se va a otro país el mismo día.
      Como mencionás, la autora evidentemente perdió su camino pero el desenlace y algunos hechos son algo típico de los mangas de esa época. Yo lo leí como algo cómico y menos mal.

  3. Pingback: Resumen de Manga N° 31: Parfait Tic! | Una visión extraña de una ignorante

  4. Hola, me he reído mucho con tu reseña. Muy buena y detallada. La verdad, es que yo también me he quedado bastante no decepcionada pero si con una rara sensación. A mi me ha ocurrido lo contrario, los 4 primeros tomos se me hicieron largos por ke la historia no avanzaba ni ocurría nada, tanto, que parece no saber hacia donde dirigirse y casi lo abandono luego el 5 y 6 están interesantes por ke Shin empieza a cambiar mucho y mi sorpresa es keno son 6tomos sino que kedan 4 más. OK, continúa la historia pero el personaje de Shin cada vez es más extremo y los últimos tomos en los ke Sakura no está son excesivos e innecesarios. Para luego terminarlo de forma predecible y abrupta en las últimas páginas del último tomo. El final no me gusto tampoco pero debo decir que los 5 últimos tomos son casi más entretenidos ke los 5 primeros donde no ocurre casi nada. A mi tampoco me gusta cómo se trata de enfocar las relaciones posesivos como algo romántico pero ocurre en muchos mangas aunque también en la realidad. Un saludo.

    • ¡Hola! Gracias por comentar. La verdad es que no tengo nada que agregar a tu comentario porque pienso exactamente lo mismo. Como manga no sirve más que para pasar el rato y eso es si uno decide esperar a ver si algo cambia.
      Aunque no tengo nada para agregar a lo que decís, me parecía de mala onda si no respondía nada. ¡Me alegro que te haya gustado la reseña!
      ¡Saludines!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s